lunes, marzo 4, 2024
InicioPolicialesSeguridad: 18 móviles fuera de servicio en la Zona Este por falta...

Seguridad: 18 móviles fuera de servicio en la Zona Este por falta de mantenimiento

A esta problemática se le agregan la poca cantidad de efectivos policiales y los bajos sueldos. 

La inseguridad está a la orden del día y cada vez los hechos delictivos se hacen más presentes sin discriminar horarios ni zonas. Sin embargo las herramientas para combatir a los delincuentes son escasas.

Para tener en cuenta, solo en la Zona Este hay 18 movilidades que se encuentran fuera de servicio (autos y camionetas, no se cuentan las motos), por ende los denominados rondines se ven disminuidos y las presencias en emergencias aún más.

Lo llamativo es que a los móviles solo les hace falta un mantenimiento básico como lo son cambios de pastillas de frenos, service  de los 10.000 km, cambio de cubiertas, falta de baterías entre otros pequeños detalles que se solucionan de manera rápida.

Cuando a un policía se le da la responsabilidad del móvil deben hacerse cargo de todo lo que le ocurra al vehículo. Por ende si no reciben desde el Ministerio de Seguridad el dinero para el mantenimiento básico, prefieren sacar de circulación la movilidad y no arriesgarse a una ruptura que deban pagar de su bolsillo o del jefe de la dependencia.

Desde el Gobierno de Mendoza, han lanzado una licitación a través del decreto 87 del Ministerio de Seguridad y Justicia para la compra de cámaras para 200 móviles, por una suma superior a los 470 millones de pesos.

Sin embargo no hay dinero para cambio de aceite y filtros de las unidades móviles del Este. En total son 18 móviles entre autos y camionetas, sin tener en cuenta las motos que están en desuso.

Para plasmarlo de una manera clara tenemos un caso que se dio la semana pasada cuando dos amigas se encontraba tomando mates en el Paseo de la Virgen en Medrano, y fueron sorprendidas por dos sujetos que bajo amenazas de arma de fuego le robaron el auto y elementos personales.

En la dependencia del distrito, que comparten Junín con Rivadavia, no había móvil porque estaban fuera de servicio por problemas mencionados en esta nota. Es por esto que ante el hecho delictivo se hizo presente la UEP de Rivadavia, con resultados negativos ya que el auto no fue encontrado.

Sin embargo no es el único ítem en seguridad que preocupa a la Zona Este, ya que hay otros factores que evidencian que desde el Río Mendoza hasta el Arco de Desaguadero, estamos a la buena de Dios.

Desde San Martín han pedido la construcción de una comisaría y que se federalicen los recursos (hasta el momento no tuvo respuestas el Intendente Rufeil). Además del pedido al  Ministerio de Seguridad también se solicitó ayuda al gobierno provincial  con un cambio de edificio de la fiscalía y agregar recursos humanos,  pero la respuesta nunca llegó.

Cuando el gobierno hizo la entrega de 45 móviles policiales, solo 5 fueron destinados a la Zona Este. La distribución  fue la siguiente 2 móviles para Junín, 2 móviles para San Martín y uno solo para Rivadavia. Quedando fuera de esto Santa Rosa y La Paz, ¿Pagaron por ser de otro color político?

La policía es uno de los agentes necesarios para que haya seguridad, sin embargo algo que hay que tener en cuenta es que solo el 13% de los que se reciben están aptos para comenzar a trabajar. Es por esto que hay pocos efectivos cumpliendo su función.

Una fuente policial manifestó a nuestro medio que de todos los cadetes que se reciben en la Zona Este, prácticamente más del 85% son enviados a otros destinos (comisarias o destacamentos), es decir que acá solo queda un 15%.

Estas acciones dejan evidenciado que los recursos siempre se centralizan por lo que ha crecido tanto el delito y la inseguridad. También por estas situaciones sucede la famosa manta corta de los cuales los comisarios no pueden opinar o manifestar pero si queda claro de que están con herramientas acotadas.

La policía molesta por la cabeza y sus salarios

Decir que la relación de la fuerza pública con el Gobernador Cornejo no es buena no es una novedad. Esto es un problema de vieja data y que arrastra enfrentamientos desde el momento en que el actual Gobernador era ministro de seguridad y se agravó con su anterior paso por la Casa de Gobierno.

Otro problema es el actual Director General de la Policía de Mendoza, Comisario General Marcelo Calipo, en quien la «tropa» tenía esperanza de que cambiara la situación de lo vivido con el anterior Comisario General Roberto Munive, pero la historia se repite de acuerdo a lo que manifiestan los policías en la calle «Los jefes son funcionales al ejecutivo y se olvidan de donde vienen» es la frase recurrente.

Con todos los puntos mencionados, más algunos que restan es inevitable que los resultados en seguridad en nuestra provincia sean cada vez peor, con un delito incontrolable y estadísticas que se multiplican todos los días

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más visitadas