Image default
Departamentales

San Martín: murieron de coronavirus y obligaron a sus familiares a cremarlos

Se trata de un hombre de 70 años confirmado de coronavirus y un bebé de 2 días que era sospechoso ya que su madre si había contraído el virus.

La pandemia del COVID-19 ha traído muchos problemas económicos, sociales, etc pero también nos ha alejado la posibilidad de despedirnos de nuestros seres queridos. Si la persona muere de alguna patología ajena al virus se realiza un velorio acotado con presencia de los más cercanos pero si alguien muere de coronavirus no se lo vuelve a ver ni para dar el último adiós.

Los familiares cuando hacen los trámites de fallecido en las cocherías, el personal se comunica inmediatamente con la Dirección de Cementerios para agilizar la sepultura. Allí se coordina el lugar y el horario de entierro o si deciden cremarlo.

Según el DNU publicado por el Gobierno Nacional establece que «La disposición final de los cuerpos puede tener cuatro destinos de acuerdo a los ritos religiosos, las costumbres del lugar y/o las disposiciones judiciales emanadas de la autoridad competente, a saber:
• Conservación.
• Inhumación.
• Cremación.
• Traslado al extranjero
La inhumación, que resulta ser el fin más buscado en caso de fallecimientos individuales, múltiples y masivos, debe cumplir con algunas normas básicas, en especial la de identificación y registro de las tumbas, aislamiento de los predios, cumplimiento de normas de salud pública y de procedimientos de bioseguridad y respeto a los principios de diversidad y no discriminación.»

Este derecho no lo tuvieron dos familias del Este de Mendoza que sufrieron la pérdida de sus familiares con coronavirus y además de pasar por este momento no pudieron ni siquiera elegir enterrarlos.

Uno de los casos es el de un bebé de dos días que falleció, su mamá es covid positiva por lo que se encontraba  internada en el Lagomaggiore, aún sin saber si el recién nacido había contraído el virus   fue cremado.

El otro caso es el de un hombre de 70 años que falleció positivo de coronavirus en la Clinica Ateneo. Su familia había decidido sepultarlo en el cementerio de El Ramblón, este derecho a la disposición del cuerpo de su familiar no fue respetado y fue enviado a cremar.

Perder a un familiar es algo muy duro pero más aún cuando la última vez que se lo vio fue ingresando a un nosocomio y verlo salir en un cajón sin posibilidad de darle un último adiós. Además encontrarse con la situación de que no podes enterrarlo como quisieras, algo que produce en shock en aquellos que tenían pensando despedir de una manera a la persona y por disposiciones ajenas terminan realizando algo en contra de la voluntad de la familia y en ocasiones hasta del propio difunto.

Sin ser suficiente esta situación triste que atravesaron, los mismos familiares debieron abonar la cremación que tiene un costo aproximado de $15.000 sumado a los gastos del servicio funerario que es de unos $45.000 aproximadamente.

«Nosotros estábamos pagando la sepultura y el lugar de entierro pero ahí nos confirmaron que estábamos en la obligación de cremarlo porque para los pacientes con covid no había otra alternativa», manifestó un familiar de uno de los fallecidos.

Lo que aún no queda claro es si esta decisión es tomada por el Ejecutivo Municipal o es una decisión unilateral por parte de los empleados, lo cual sería mucho más grave dado que no respetan a las autoridades.

Mauricio Petri, secretario de gobierno, manifestó, «Vamos a investigar sobre estas  denuncias ya que no hay una decisión establecida por la comuna solamente acatar los protocolos establecidos».

Sin embargo los empleados de los cementerios comentaron a nuestro medio que, «Nosotros habíamos escuchado sobre este tema de los fallecidos covid pero es una decisión que no se toma acá de igual manera no contamos con las protecciones correspondientes para estos casos».

«El sábado y el jueves se dieron dos fallecimientos, también a estas dos personas no las aceptaban entonces procedimos a trasladarlos a cremación como le plantearon a las familias», manifestó Cristian Milio, propietario de una cochería.

Y que al ser consultado por si esta problemática se da en todos los cementerios de la Zona Este dijo, » La verdad que no, esta es la primera vez que nos pasa algo así».

FM Regional pudo confirmar que por ejemplo en Rivadavia los familiares de los fallecidos por COVID-19 se les toma el trámite, se lo lleva al familiar al cementerio y posteriormente se le envía un número con la ubicación del nicho donde se encuentra el cuerpo para que cumplido los 15 días posteriores puedan visitarlo.

De esta manera queda evidenciado la falta de empatía hacía aquel que esta atravesando un momento doloroso y más aún a quien tiene el virus o murió a causa de este ya que está más que claro que se está violando el derecho a la disposición del cuerpo.

Por redacción.

Related posts

Rivadavia: operativo para descongestionar la terminal

Radio_Regional

Un hombre fue asaltado en San Martín

Radio_Regional

URGENTE: Seis casos positivos de COVID en el Sanatorio Argentino

Radio_Regional