Image default
Departamentales Provincia

Residuos electrónicos: realizarán un relevamiento sobre su tratamiento en los departamentos

La comisión de Ambiente de Diputados,  en una nueva reunión virtual, acordó iniciar un relevamiento en los distintos departamentos de la provincia para recabar información respecto al tratamiento y disposición que se da a los residuos electrónicos.

Los diputados integrantes de esta comisión, iniciaron semanas atrás el estudio comparativo de todos los proyectos relacionados con la temática de manera tal de avanzar, en una segunda instancia, en un borrador de proyecto único que aborde la problemática. No obstante, previo a ello, acordaron realizar un trabajo de campo que sirva de base para saber  cuál es la realidad en cada uno de los municipios de Mendoza.

Según explicó Verónica Valverde (FdT-PJ) presidenta de la Comisión,  “la idea es iniciar un trabajo de investigación en los departamentos para indagar en cada municipio y realizar luego un diagnóstico, de manera tal de abocarnos a confeccionar un despacho realista, que no sólo abarque las distintas aristas del tema sino que en caso de ser aprobado, sea realmente aplicable”.

Para ello, entre los mismos integrantes de la comisión se han dividió los departamentos a los que harán llegar un cuestionario para recopilar datos sobre cómo se realiza la recolección de esos residuos, si se hace separación en origen, si es una tarea que desarrolla el propio municipio o está tercerizada, las posibilidades de tratamiento, entre otros aspectos. Además, se recibirán sugerencias de los mismos actores, en territorio.

En total son tres las iniciativas impulsadas por los diputados mandato cumplido Aníbal Ríos (PD), Mariela Langa (PJ) y Daniel Llaver (UCR), los que en líneas generales, apuntan a la gestión sustentable de residuos electrónicos y eléctricos.

Con ellos se ha elaborado un cuadro comparativo y, tomando como base la legislación vigente en cuanto al tratamiento de residuos patogénicos y la de neumáticos en desuso, la idea es sumar los datos y aportes que se recojan en este relevamiento para posteriormente sí “unificar la información en un texto legislativo que sea abarcativo y que pueda ser llevado a la práctica sin mayores inconvenientes”, dijo Valverde.

Mientras tanto, la comisión ya ha tomado contacto con profesionales del CONICET y con especialistas en el tema de otras provincias, “para que también nos den su visión profesional y científica al respecto”, agregó.

Los proyectos de base que se encuentran en Ambiente establecen, en el caso de las iniciativas de Llaver y Langa, un conjunto de pautas, obligaciones y responsabilidades para la gestión sustentable de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs) en el territorio provincial, según lo preceptuado en el artículo 41 de la Constitución Nacional, en concordancia con lo establecido por el Convenio de Basilea, ratificado mediante Ley Nacional 23.992 y otras leyes provinciales.

Por su parte, el de Ríos tiene por objeto establecer medidas para prevenir la generación de residuos procedentes de aparatos eléctricos y electrónicos y reducir la peligrosidad de sus componentes, así como regular su gestión por parte de agentes privados para mejorar la protección del medio ambiente.

“La idea es reflotar estos proyectos, que ya se encuentran plasmados en una comparativa, para comenzar a diseñar un nuevo proyecto que contenga los aspectos comunes más los aportes que se vayan haciendo a lo largo de las reuniones. Nos parece que es un tema que preocupa y nos tiene que ocupar porque no se trata de residuos comunes sino de aquellos generados por aparatos electrónicos, de difícil disposición final”, dijo Valverde.

Los desechos electrónicos necesitan un tratamiento especial porque contienen elementos tóxicos tanto para el ambiente como para la salud pública, como por ejemplo, cromo, mercurio, cadmio y selenio.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que se producen 50 millones de toneladas de residuos electrónicos al año, provocado en gran parte por “el boom tecnológico” que hizo que el mundo avanzara en materia tecnológica con productos de rápida renovación. Como señalan los fundamentos de uno de los proyectos en estudio, “muchos de esos productos son desechados rápidamente por otros mejores que van surgiendo. Las computadoras, los electrodomésticos, los celulares y los televisores, son algunos de los productos que forman parte de la basura electrónica que actualmente muchos se ven obligados de desechar”.

Según se estima, en Argentina cada habitante genera unos tres kilos de basura electrónica al año, lo que hace necesario “contar con legislación en la materia, que contemple el reciclado, la reutilización y a la vez, medidas de protección para el cuidado del ambiente y la salud”, indicó la titular de la comisión.

Fuente: Legislatura.

Related posts

«Flor nos pide que estemos todo el tiempo asistiendo a las familias»

Radio_Regional

Productores: desayunarán en la ruta y evalúan marchar al Carrusel

Radio_Regional

Covid: 49 casos confirmados y dos fallecidos

Radio_Regional