lunes, marzo 4, 2024
InicioDepartamentalesSan MartínPan dulce: ¿con o sin frutas secas?

Pan dulce: ¿con o sin frutas secas?

El pan dulce es algo infaltable en la mesa de los mendocinos, con frutas secas o abrillantadas, chocolate o cáscara de naranja e incluso relleno de crema pastelera hay miles de ingrediente que se le puede agregar pero algunas vez te has preguntado cómo llego ese manjar a la Argentina.

Por este motivo Regional 106.9 se comunicó con Pablo Marigliano, Historiador gastronómico

Uno de los orígenes que se habla es que la tradición de incluir este “pan” data del siglo XIX, y fueron los inmigrantes italianos quienes lo trasladaron a tierras argentinas. Por esta razón, el nombre de ‘pan dulce’ proviene de ‘pan dolce’, palabra en italiano. “hay muchos rumores sobre el origen del pan festivo pero la realidad es que es una de las pocas recetas de las cuales no se puede definir con exactitud su origen, al igual que el queso. Estas recetas han pasado por distinta culturas modificando tanto los ingredientes como el origen del mismo.”

Además agregó “las recetas originales del pan dulce contenían agua de azahar, frutos deshidratados como bayas que guardaban de un año a otro, de hecho todos los ingredientes que le agregaban a esta preparación era almacenada de un año a otro.”

Si bien con el pasar del tiempo a esta receta se le ha ido agregando cada vez más componentes  pero de todas formas es algo que no puede faltar en épocas navideñas.

A continuación te dejamos una receta para que la pruebes;

Para el armado principal

  • 100 g de harina 0000
  • 50 g de levadura
  • 30 g de azúcar
  • 120 cc de leche

Para el complemento

  • 600 g de harina
  • 5 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de manteca
  • 50 g de miel
  • 1 cucharadita de esencia de pan dulce o agua de azahar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Ralladura de 1 naranja
  • Pizca de sal fina

Para el relleno

  • 150 g de nueces
  • 150 g de almendras
  • 150 g de maní neutro
  • 80 g de pasas de uva negras
  • 80 g de pasas de uva rubia
  • 2 medidas de kirsch
  • Para el glaseado
  • 3 claras de huevo
  • 80 g de azúcar impalpable
  • Jugo de 1 limón

Preparación

Unir todos los ingredientes principales, tapar y dejar descansar hasta que doble volumen (aproximadamente unos 10 minutos)

En un bowl incorporar los huevos junto a las esencias, las ralladuras y la miel. Reservar.

En una procesadora colocar la harina, la sal, el azúcar y la manteca. Unir la preparación de los huevos anterior y amasar. Agregar la esponja y continuar amasando hasta amalgamar bien todos los ingredientes. Bajar a la mesada y continuar amasando con las manos. Dejar descansando hasta que doble volumen (entre 40 y 60 minutos).

Hidratar las uvas pasas en el kirsch durante 12 horas y reservar.

Volcar la preparación sobre la mesada y desgasificar el aire que se generó durante el reposo apretando la masa de adentro hacia afuera.

Agregarle todo el relleno a la masa. Amasar todo muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.

El horneado: Colocar la masa en dos moldes de papel, previamente enmantecados y realizar un corte en forma de cruz en la superficie de cada masa. Dejar descansar hasta que las masas doblen su volumen (entre 40 y 60 minutos). Pintar con doradura (mezcla de huevo y leche). Cocinar en horno a 180°, 30 a 40 minutos. Para el glaseado: En un recipiente mezclar enérgicamente los ingredientes con un batidor de mano hasta obtener la densidad deseada. Si queda muy ligero, agregar azúcar impalpable. El jugo de limón puede reemplazarse por jugo de naranja o mandarina. El emplatado: Una vez frío, glasear el pan dulce y colocar frutos secos a gusto por encima. Dejar secar antes de consumir.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más visitadas