Image default
Junín Policiales

“Fue terrible la violencia física y verbal con las que nos agredieron”

Manifestó a nuestro medio Yuyito Araya, propietario del centrode día El Jarillal, quien fue víctima de un violento asalto la semana pasada.

El pasado jueves, cerca de las 22.00 horas, delincuentes ingresaron al centro de día El Jarillal ubicado en el carril Santos Lugares de Junín, donde golpearon brutalmente al propietario pidiendo dinero.

Nuestro medio dialogó con Yuyio Araya, propietario del lugar, para que nos diera su testimonio sobre los terribles momentos que vivió.

“Está el centro de día y a 200 metros está el quincho qué es donde estamos viviendo en la cuarentena, habíamos estado charlando con el sereno y me puse hacer unas cositas, entonces siento que me llama el sereno, cuando salgo veo que estaba el sereno justo detrás de la pileta y me dice don Yuyo venga, cuando salgo ahí se me acabó la historia para mí ya que me pegaron un zurdazo que no sé donde apareció”, comenzó relatando la víctima.

“De ahí en más fueron patadas, lo que más te embroma de este momento es el acoso, ese amedrentamiento permanente que no puedo reproducir lo que te dicen pero imagínate las cosas que te están diciendo, te están amenazando,  uno estaba con la señora del sereno donde es el centro de día encerrada y amenazándola que si hacía algo le vuelan la cabeza y los otros conmigo”, continuó diciendo.

El hombre junto al sereno y su esposa, habían sido atados con precintos en la habitación del lugar donde vive la pareja.

“Nos amenazaron con un cuchillo rompieron una ropa e hicieron mordazas y después querían plata, les dije dónde estaba la billetera, encontraron algo más de plata y me insultaban porque no tenía más”, manifestó Yuyito.

A lo que agregó, “Yo no soy un tipo de plata, lo que hay son obras que uno va haciendo con trabajo lo que pasa es que yo pagaba los viernes a la gente que estaba trabajando y ellos querían plata entonces con tal que se fueran porque era de terror el momento les dije que se llevaran el vehículo por lo que les di la llave y se desaparecieron”.

Las víctimas no pudieron identificar a los agresores debido a que tenían puesto un pasamontañas por lo que lo único que se les veía eran los ojos.

“Estoy bien porque gracias a Dios tengo una consigna policial, las lesiones mejoraron pero la lesión más jodida son la de la cabeza, el miedo que te queda porque fue terrible,  el tema es que lo que hagas en realidad te obligan a estar perfeccionándote todo el tiempo porque lo que vos inventes ellos te lo burlan”, finalizó diciendo Araya.

Por redacción.

Related posts

La Colonia: los detenidos en la persecución son del Gran Mendoza

Radio_Regional

Zona Este: la pandemia no detiene el aumento del delito

Radio_Regional

Junín: robo y daño en el cementerio “El Moyano”

Radio_Regional