Image default
Provincia Sociedad

El Iscamen lanza campaña para prevenir plagas en los cítricos domiciliarios

“Que no queden en los árboles” es una campaña del Iscamen y el Programa 365 Tentaciones del Ministerio de Economía y Energía con el objetivo de incentivar la cosecha y procesamiento de los cítricos domiciliarios por parte los vecinos de los centros urbanos de la provincia.

Mendoza es la principal productora nacional de frutas y la segunda de hortalizas, pero en los meses de invierno no existe producción. Los cítricos (pomelos, mandarinos, naranjos y quinotos) sirven de puente natural para que la mosca del Mediterráneo continúe su ciclo biológico en estado de huevo o como larva, dado que en esta época del año son los únicos frutos que es posible encontrar. Es allí donde la plaga se refugia, para posteriormente, cuando las condiciones climáticas sean las adecuadas, pasar a los nísperos, damascos, duraznos y otras plantaciones comerciales de Mendoza. 

Desde hace años, nuestra provincia realiza importantes esfuerzos para erradicar la plaga de su territorio. Actualmente, los oasis Centro y Sur de Mendoza (departamentos de Tunuyán, Tupungato, San Carlos, San Rafael, General Alvear y Malargüe) son reconocidos como libres de este flagelo, incluso por el Servicio Agrícola Ganadero de Chile (SAG) y el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA). En los oasis Norte y Este, la plaga está presente pero a niveles de escasa incidencia.

Está en vigencia la Resolución 433/ 2007 del Iscamen, que establece como práctica obligatoria la cosecha total antes del 30 de agosto de cada año, por toda persona física o jurídica propietaria de cualquier plantación frutal cítrica, con excepción del limonero. No obstante, para evitar la propagación de la plaga, normalmente los cítricos no son tratados ni aprovechados por sus propietarios, lo que genera condiciones favorables para la propagación de la plaga y riesgos de reinfestación de las Áreas Libres de moscas de los frutos.

En este sentido, la campaña # QueNoQuedenEnLosÁrboles procura generar conciencia sobre la conveniencia y necesidad de cosechar y procesar estas frutas. Al mismo tiempo, provee información útil para ese objetivo, dado que incluye un completo recetario de dulces y conservas. Practicar la cosecha total del frutal, evitando que las frutas queden en las plantas, favorece la sanidad del vegetal, colabora con la producción mendocina en el combate de la plaga y estimula la solidaridad, ya que los dulces y conservas producidos a partir de esos  frutos puede ser compartidos con familiares, vecinos y amigos.

Mosca del Mediterráneo

Esta mosca es originaria de África Occidental y se ha extendido hasta abarcar más de 90 países en el mundo. Este insecto se detectó por primera vez en el Continente Americano en 1901, cuando se comunicó su presencia en Brasil. Posteriormente, en Uruguay, durante 1932, y en Argentina, en 1934. La variedad de frutas y hortalizas que ataca incluye más de 250 especies.

Es un poco más pequeña que la mosca doméstica, de cuerpo amarillo y negro, con alas anchas, cortas y transparentes que tienen áreas de bandas oscuras. Como todas las del complejo moscas de los frutos, atraviesa durante su vida por cuatro estados o etapas netamente diferenciadas: huevo, larva, pupa o capullo y adulto.

Constantemente se adapta a las condiciones del lugar, siendo esto un principio básico de la biología de estos insectos. Frecuentemente amplían su rango de hospederos (planta en la que pueden  completar su ciclo de vida) y sufren procesos de especiación. Cuando son introducidas en un lugar nuevo, amplían poco a poco el número de especies frutales atacadas.

Fuente: Prensa del Gobierno de Mendoza.

Related posts

El SUTE denunciará en Fiscalía de Estado al Gobierno provincial

Radio_Regional

Ingenieros solicitan a Suárez que respete la ley en las direcciones de Vialidad

Radio_Regional

Regional TV: Raúl Rufeil » autoricé que dieran un mensaje»

Radio_Regional