martes , 7 abril 2020
Curva 1

Efectivo policial se arrojó a la banquina para no ser embestida por un camión

La mujer milagrosamente salvó su vida aunque sufrió algunas lesiones leves.

En el día de ayer hubo un accidente en la Ruta 7 junto al Río Mendoza, donde dos camiones iban desde el Este hacia el Oeste, de San Martín a Mendoza, cuando el conductor del Scania se habría quedado dormido y chocó al Mercedes por detrás, lo que provocó que este último perdiera el control, diera un vuelco y terminara en el lateral Norte de la Ruta 7.

Debido al siniestro efectivos policiales se encontraban trabajando en el lugar, colocaron conos y la señalización correspondiente pero eso no bastó aparentemente porque un camión que pasó por el lugar hizo caso omiso de las señales por lo que comenzó a atropellar los conos. Inmediatamente una policía, al ver que no frenaba, se tiró a la banquina y terminó cayendo por la pendiente.

Como resultado la auxiliar Gordillo, terminó con lesiones en le rodilla izquierda, cadera, mano izquierda y codo derecho por lo que fue asistida en el Hospital Perrupato.

Esto deja a la vista la imprudencia de los conductores, el poco respeto por la vida de los demás y de que son capaces de cualquier cosa por evitar a veces un control policial.

Como este caso de imprudencia, que milagrosamente no terminó en tragedia, tenemos muchos vale recordar el accidente ocurrido en septiembre del 2018 donde un policía vestido de civil se dirigía a su lugar de trabajo en bicicleta, iba por un tramo comprendido entre las calles El Cementerio y Cuitiño de la Ruta 7 fue colisionado por detrás por un Iveco 420. Por el impacto Juan Pablo Montes perdió la vida en el lugar.

Otro hecho que desenmascara la falta de atención de los conductores, ocurrió en septiembre del 2019 en Ruta 7 a la altura de San Roque, donde una mujer dio varios tumbos con su auto de manera que saltó un canal y quedó en el campo. Por el accidente se paró en la banquina una Toyota Hilux que puso las balizas y tomó los recaudos correspondientes. Esto no fue suficiente y un Renault 11 los colisionó en la parte trasera por lo que la camioneta terminó dentro del canal.

La imprudencia al manejar es la primer causa de accidentes, en algunos casos llegan a ocasionar muertes de personas inocentes. Quien es imprudente al conducir tendría que tener prohibido volver a manejar al menos durante un tiempo.

Estas acciones demuestran que el conductor carece de respeto por su propia vida y por la de sus semejantes. Es por esto que en vez de castigar con un fin recaudatorio se haga para educar y hacer valer la vida de aquellos que si cumplen con las normas viales.

Por redacción.

 

Curva 1     Curva 1

       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *