domingo , 5 abril 2020
Curva 1
Foto Gentileza Diario Los Andes.

El adolescente de 14 años que protagonizó una persecución policial en Guaymallén es de Giagnoni

Como  el menor es inimputable, habrá que esperar para saber cuál será la responsabilidad para sus padres.

Este miércoles cerca de las 9 de la mañana un llamado al 911 alertó de una camioneta marca Renault Koleos color blanca, que al parecer era conducida por un menor que iba por la calle Ituzaingó de Ciudad hacia el Este.

Producto de la alerta inmediatamente personal policial se dirigió hasta la zona y lograron divisarla cuando la camioneta había ingresado ya al departamento de Guaymallén donde se produjo una persecución que inició en la calle Aristóbulo del Valle y culminó recién cerca de 20 minutos después en la Avenida Mitre, en momentos que la Koleos impactó contra un camión Mercedes Benz que estaba estacionado allí.

Los efectivos pudieron corroborar que se trataba de un menor al volante, el cual no sufrió lesiones porque llevaba puesto el cinturón de seguridad. El mismo se resistía a salir del rodado por lo que para sacarlo tuvieron que romper el vidrio de la ventana.

El joven que se mostró asustado fue trasladado a la comisaría 25 de Guaymallén, donde al ser indagado tardó en dar su nombre y su edad para poder localizar a su familia. Cuando finalmente habló, su protenitora junto a su hermano fueron a buscarlo. Se trata de una familia sanmartiniana que vive en Giagnoni, pero en ese momento se encontraban cuidando la vivienda de un familiar en Ciudad.

Todo parece suponer que el chico había sacado el vehículo sin permiso por motivos que aún se desconocen.

Cabe mencionar que en medio de la persecución el señalado chocó a un patrullero y a una moto de la UMAR. Dos efectivos resultaron lesionados y debieron recibir asistencia médica.

Como es inimputable, habrá que esperar para saber cuál será la responsabilidad para sus padres. Tampoco se descarta la posibilidad de que se presente una demanda civil por los daños ocasionados contra el Estado y las lesiones sufridas por los uniformados.

Por último y como sucede en estos casos, el chico está siendo tratado por el ETI (Equipos Técnicos Interdisciplinarios, ex OAL).

Por redacción.

Curva 1     Curva 1

       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *