lunes , 30 marzo 2020
Curva 1
Sergio Marinelli.

«Hace falta colocar medición del consumo del agua potable»

Expresó en una entrevista con un medio de la Provincia el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli al ser consultado acerca de la situación hídrica de Mendoza.

“Estamos ante un panorama no muy claro al menos hasta los próximos años, 10 o más, porque hay teorías de cambios climáticos y de variabilidad climática que prevén que la situación difícil en la que estamos se mantenga, porque hay menos nieve”, comenzó diciendo el funcionario.

Quien detalló: “Encima en verano consumimos mucha más agua, porque el hecho de que haya más temperaturas hace que necesitemos refrescarnos, tomar más agua, regar los jardines  y demás. Lo cierto es que tenemos pronósticos muy difíciles, se preveía en números un 11% menos de agua que el año anterior, pero hubo algunos errores de pronóstico y la situación es muy extrema porque va a ser menos todavía, un 20% menos lo que tengamos de agua”.

“Además, ese 20% menos se junta con otros ingredientes que tienen que ver con la falta de rentabilidad en el agro desde hace ya muchísimos años y con la situación económica de la gente. Porque el agua no se cobra actualmente, solo se cobra el costo por poner la conexión domiciliaria o por llevarla a cada finca. Por eso consideramos que el agua potable hay que empezar a cobrarla, pero generando accesibilidad. Es decir garantizar una cantidad mínima razonable, que es la que hace falta, eso a través de micromedición y a partir de allí comenzar a cobrar el insumo. Venimos hablando de ésto desde la década del ’80,  incluso hay algunos intentos de colocar los medidores y hay algunos casos del interior de la Provincia que sí tienen medidores y se cobra el agua y se cuida mucho más”, agregó Marinelli al respecto.

Hay un dato que no es menor y que informó también el Superintendente de Irrigación en la entrevista realizada por Radio Nihuil,  y es que en la Provincia se consumen entre 650 y 700 litros de agua por día por persona, cuando lo que necesita  realmente son apenas 250 litros y en una zona de crisis hídrica, ese número se puede reducir a 150 litros.

En ese contexto es que desde el Departamento de Irrigación señalan que sobre la temática hay que “establecer un diálogo porque la única forma de salir de esta situación es con medidas de consenso”. “Sino si durante los próximos 10 años seguimos así nos va a ir mucho peor. Pero acá el  problema de raíz es económico, ya que la Provincia no tiene las herramientas suficientes para por ejemplo poder impermiabilizar todos los canales totalmente. La provincia no tiene esa herramienta  y economías para poder darle solución y hacer la inversión pública o darle valor a los productos en el agro”, cerró diciendo Marinelli.

Por redacción.

Curva 1     Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *