domingo , 17 noviembre 2019
Curva 1 . Curva 1

Caso Beneite: en las huellas dactilares en el arma está la estrategia de la defensa

Al respecto FM Regional 106.9 dialogó con el Dr. Jorge Cantalejos, abogado defensor del único imputado por  el homicidio de Dante Beneite.

Este lunes continuó desarrollándose el debate oral donde se juzga a Jorge Prietopaolo por el homicidio de Dante Beneite, ocurrido en octubre del año pasado en el departamento de La Paz y si bien estaba previsto que hoy se declara el último testigo de Científica que es el Subcomisario Barrionuevo, sobre las pericias del arma y se diera también la declaración de la actual psiquiatra de Prietopaolo, para posteriormente desarrollar los alegatos todo quedó postergado.

Tanto el subcomisario Barruinevo, la oficial Ochoa  y la psiquiatra de Prietopaolo prestarán su declaración mañana martes para confirmar a quién pertenecen las dos huellas dactilares halladas en el arma del homicidio.

“Para hoy estaba proyectada la declaración de la psiquiatra que atiende al señor Prioetopaolo que por razones de índole personal le ha resultado imposible comparecer al día de la fecha, entonces el Tribunal con muy buen criterio creyendo que es una prueba importante para avalar las otras declaraciones de peritos que han pasado por la sala, tenía la idea de postergar la audiencia hasta mañana», comenzó diciendo el abogado defensor.

Quien también detalló: «Y con relación a un perito de la Policía Científica, se había citado a una testigo la cual no compareció al Tribunal por razones de enfermedad, ya que estaba en uso de licencia y estábamos también ante la presencia de otro funcionario policial, que nunca estuvo con relación a la estrategia de defensa, porque en el arma se encuentran dos huellas dactilares, que si bien no fueron necesarias de su contexto para determinar a quiénes pertenecían, pero queremos aclarar porque existen dos huellas, entonces esa fue la exigencia de la defensa. De que viniera el superior de la persona que había hecho esa pericia. Consideramos nosotros que una de las huellas puede ser la de nuestro cliente, quien en ningún momento ha negado que tuviese el arma en su poder y que efectuara los disparos, pero acá se trata de determinar también de quién era el arma y si esa huella dactilar fuera de Beneite, ¿Qué pasa?, se crea una duda muy grande».

En el mismo sentido el abogado volvió a hacer alusión a una defensa propia por parte de su defendido y resaltó: «Nuestro cliente expresa que el arma era del Sr. Beneite y creemos desde el punto de vista desde el Ministerio de la Defensa, que existen muchos elementos que certifican esa situación de que Beneite tenía un arma de fuego, inclusive hay un testigo que vio un arma de fuego en un bolso que era normal que el Sr. Beneite transportara y el testigo vio el arma de fuego ahí, en una oportunidad que fue a cobrar algunos animales, y él observó dentro de ese bolso la culata y el cargador del arma”.

Por redacción.

Curva 1     Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *