miércoles , 16 octubre 2019
Curva 1 . Curva 1
Imagen ilustrativa.

San Martín: millonario robo a una mujer

La víctima fue maniatada por los delincuentes que se alzaron con un botín valuado en más de un millón de pesos.

El día lunes alrededor de la 10.00 horas, la víctima de 63 años se encontraba en su domicilio ubicado en la calle Boulogne Sur Mer de San Martín esperando a la empleada doméstica por lo que había dejado el portón de rejas sin medidas de seguridad. La mujer estaba en el comedor cuando sintió que quisieron abrir una puerta vidriada que da para el garaje y alcanzó a ver una sombra que se dirigía para el patio pero no sospechó ya que pensó que era su hija.

Luego divisó por la ventana que da al patio a dos sujetos y les preguntó qué estaban haciendo, inmediatamente fue abordada por un tercer delincuente, que había ingresado por la puerta del patio, quien le tapó la boca, la ató de pies y manos. Después de reducirla la dejó en la cama de un perro que estaba ubicada en el comedor.

«La ataron de manos y en algunos momentos la tomaban del cuello para que les dijera dónde estaba el dinero», expresó a Radio Regional el Comisario Facundo Quiroga. Cabe destacar que el marido de la mujer es un empresario dedicado a la distribución de carne y los delincuentes iban con datos precisos del dinero que había en la vivienda.

Al pasar 15 minutos llegó al domicilio la empleada doméstica quien vio parado en el garaje a uno de los malvivientes pero no se alertó ya que pensó que era el jardinero. La mujer fue sorprendida por uno de los sujetos que la ató y la acostó al lado de la dueña de la vivienda.

Transcurrieron 30 minutos cuando las mujeres no escucharon más ruido y se desataron. Al revisar la casa constataron que los delincuentes se habían llevado 200 mil pesos en efectivo, dos anteojos Ray-Ban y joyas valuadas en aproximadamente 1.000.000 de pesos que se encontraban en un mueble de madera ubicado en una habitación. «No estaban al tanto de la existencia de joyas, se las encontraron cuando fueron a buscar el dinero y también se la llevaron».

«Fue a plena luz del día con el tránsito que suele haber por el lugar, pasaba gente por la vereda pero a veces cuentan con una logística los delincuentes para pasar desapercibidos», comentó el Comisario de la seccional 12.

Quien además agregó, «Cuando irrumpen preguntan por el empresario y la empleada nombrándola por su nombre, fue algo que llamó la atención de la víctima ya que sabían datos muy certeros del dinero que tenían producto de la distribución de carne y de quienes eran los integrantes de la familia».

Por el momento no hay detenidos y actuaron con el rostro cubierto, con guantes y sin armas visibles. «Son joyas propias de la familia y son muy específicas así que sobre eso está trabajando personal de la UEP por si se llega a comercializar sobre el mercado negro o donde sea para poder dar con los autores del hecho»

Por redacción.   

Curva 1     Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *