domingo , 16 junio 2019
Curva 1

Padres denuncian una «banda patotera» que amenaza a los estudiantes

Se trata de una situación que se vive en la escuela N° 4-168 María Eugenia Trossero, ubicada La Colonia, Junín. Esta mañana se reunieron padres con autoridades educativas y policiales para tratar la problemática.

Al respecto FM Regional 106.9 dialogó con Natalia Zalazar, una madre de un alumno de dicha institución, quien detalló: «Desde hace algunos días un grupo de sujetos golpean violentamente a los chicos, por eso nos reunimos esta mañana padres y autoridades escolares con el Subcomisario de la 12°. Necesitamos seguridad para la integridad física de nuestros hijos».

Además agregó: «Ésto hace 3 o 4 días porque hay un chico que había llegado a la escuela como cualquier alumno, pero cuando salía se juntaba con su banda y le pegaban a los niños. Los amenazan de muerte y a un compañero de mi hijo lo lastimaron y le quebraron el brazo, por eso necesitamos medidas urgentes».

«Nosotros fuimos a la Fiscalía a poner la denuncia correspondiente y en este momento la solución es poner policías que acompañen los chicos, porque la situación es que nuestros hijos vienen todos los días de lejos y se toman colectivos,  de donde tienen 4 cuadras de la parada a la escuela. Entonces en ese tramo la policía deberá acompañar y  hacerse cargo de los chicos en la entrada y en la salida», comentó también Zalazar.

Que para cerrar resumió diciendo: «Estamos muy preocupados como padres porque la violencia fue muy grave y porque si no hubiese llegado un vecino este chico que salió lastimado, no sé en qué estado estaría. Han quedado todos muy asustados, mi hijo me pide que lo cambie de escuela. Y nosotros como padres no nos quedamos tranquilos, porque no sabemos si ellos están bien. Dentro de la escuela la seguridad siempre fue y es buena, hay un sereno que no deja pasar a nadie que no pertenezca a la institución, pero el problema es a la salida o a la entrada y tenemos que buscar una solución definitiva, porque la policía puede acompañar dos o tres meses, pero éstos sujetos ya han dicho que los van a agarrar donde sea, andan sueltos como si nada, y yo tengo que tener a mi hijo privado de su libertad para que no le pase nada».

Por redacción.

Curva 1     Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *