domingo , 26 mayo 2019
Curva 1
Carina Di Marco en Tribunales.

Carina Di Marco declaró no saber de los abusos que sufría su hija

La mamá de Flor Di Marco acusada de ser partícipe necesaria de abuso sexual por omisión, negó haber notado maltrato de parte de su marido.

En la primera jornada del juicio en el que decidirá el futuro de Carina Di Marco (37) , quien está siendo juzgada por la Cámara Penal N° 2 de San Luis, por estar acusada de omisión y por consiguiente ser partícipe necesaria en la violación y asesinato de su hija, Flor Di Marco (12), cometido por su ex pareja y padrastro de la niña, Lucas Gómez (32), la mujer expresó que «jamás» supo nada y que si hubiera notado algo, “tendría a mi hija aquí y no en un cajón”.

Recordemos que el hecho sucedió en marzo del 2016, cuando el cuerpo de la pequeña fue encontrado semidesnudo, tirado debajo de un puente en la localidad puntana de El Saladillo, a unos 55 kilómetros de la capital de San Luis.

Según la autopsia, había sido salvajemente violada y ahorcada con un lazo, pero no era la primera vez que sufría un abuso sexual. Un exámen de ADN determinó que el material genético que había en su cuerpo era el de su padrastro, Gómez. Cuando se conoció ese estudio el hombre ya estaba muerto: se había ahorcado en la cárcel donde estaba detenido.

En ese marco la única imputada en el caso es Carina, quien este lunes, sentada en el banquillo de los acusados,  escuchó parte de la tortura que sufrió Flor antes de morir cuando en la apertura del juicio en su contra se leyeron los cargos. Y se quebró.

Para la Justicia, esta mamá fue partícipe de los abusos porque no hizo nada para evitarlos. Ella simplemente afirmó entre lágrimas: «Lo único que pido es que se haga justicia para que mi hija descanse en paz». Tras lo cual agregó: «Que Dios se encargue del resto».

En tanto el pedido por parte del fiscal Fernando Rodríguez fue de una condena de 17 años y seis meses de cárcel, dada las pruebas acumuladas hasta llegar a la instancia oral.

Por su parte, la defensora de Di Marco, la abogada Karina Mantelli, pidió la nulidad del juicio por considerar que hubo fallas en el auto de procesamiento dictado en su momento por la jueza Virginia Palacios, porque encarceló la acusada y «consecuentemente todas las acciones posteriores no tienen validez legal».

Por redacción.

Curva 1    

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *