domingo , 26 mayo 2019
Curva 1
Ricardo Mansur, diputado provincial por el Frente Cambia Mendoza.

«Fecovita vela por sus propios intereses y no por los generales de la industria»

Expresó en los estudios de FM Regional 106.9 Ricardo Mansur, diputado provincial por el Frente Cambia Mendoza, quien al hacer dicha aseveración fundamentó: «Fecotiva es contradictoria porque en el año 2015  hizo un tractorazo encabezado al entonces gobernador Pérez, porque decían que existían 200 millones de litros excedentes y que el Gobierno tenía que salir a comprar uva. Después, cuando en enero del 2016 el presidente Macri le trajo 50 millones al Gobierno de la provincia para que compre el excedente, resulta que ese excedente no existía».

En medio de la época de Vendimia, el diputado provincial Ricardo Mansur (UCR) considera que la situación del sector vitivinícola “es extremadamente complicada”. En diálogo con FM Regional 106.9 señaló que en el precio que se le está pagando al productor respecto del año pasado hubo una caída del 56% y habló sobre el proyecto del “Fondo Anticíclico”.

«Nosotros hace muchos años que venimos planteando el tema de la problemática que tiene la industria vitivinícola, donde sus actores fundamentalmente el Fondo Vitivinícola de Mendoza, la UVA, la Coviar que tenía una gran responsabilidad por ley y que tiene fondos suficientes no habían logrado aumentar el consumo y encontrar el equilibrio y los precios justos para el productor», comenzó diciendo Mansur.

Quien agregó: «Hoy aparece un Fondo Anticíclico, donde el Gobierno aparece y quiere hacer un operativo de compra de uva, cuando tuvimos las peores cosechas de la historia de los últimos 50 años en el año 2016-2017 y no se hizo nada para parar la importación. Fundamentalmente que diversificarán, hubo empresas como Fecovita que importaron más vino de lo que exportaron y esto generó un sobre stock que no es tan elevado, pero que ellos se encargan. Por ejemplo en octubre ya estaban hablando de un mar de vino, de grandes existencias cuando no es así. En octubre paralizaron las tres bodegas que compran vino, que concentran casi el 80% del vino del mercado y provocaron que el productor no tuviese que a quién venderle, osea que una operación se transformó en una gauchada para ver si te compraban vino y si te lo compraron era a muy bajo precio, a muy largo plazos y esto produjo la caída del vino y que el productor no tenga a quién venderle, ni forma de levantar la cosecha».

Además y sobre el papel del Estado en esta situación alegó que el gran error del Estado fue creer en las cifras que manejan estas instituciones, «donde lamentablemente desde el año 1995 y que está terminando el período 2020 que era la gran responsabilidad de la Coviar y de los 44 litros por cabeza que consumíamos en el año 1995, hemos caído a 19 en la actualidad, para ser exactos a 18, 77», detalló.

«Por eso hoy tiene que salir el Gobierno que nunca nos creyó, siendo que se lo veníamos planteando desde hace un par de años en la Legislatura, que tenía que frenar la importación a través de la diversificación y no lo hizo. Aprobamos una media sanción en Diputados que nunca fue tratada en el Senado y ahora entramos en una emergencia donde se propone es el Fondo Anticíclico, que lo que proponemos es que sea fundamentalmente para una operativo amplio de compra de uva, porque no es responsabilidad del productor lo que ocurrió, es más, lo mandaron a diversificar el 20% en el año 2016 y por el otro lado le importaban vino. En el 2017 hubo que hacer el 14% de mosto y por el otro lado importaban vino. Eso es injusto, así que creo que el Gobierno tiene la obligación, por todos esos errores que ha cometido, de salir a hacer un gran operativo de compra de uva que ponga que equilibrio a las existencias y que genere una recuperación del precio que hoy está por debajo del 56%», siguió argumentando.

Ausencia de actores como el INV

«El IVN se ha limitado y tiene una gran responsabilidad en no haber dado la estimación de cosecha, estamos llegando a fin de febrero y creo que la va a dar hoy esa estimación, pero si vos querés hablar de existencia de uva tenés que hablar de estimación de cosecha. Entonces hoy estamos parados no sabemos dónde, ya que cometió un grave error cuando estimó un 15% menos, por eso ahora se ha tomado un tiempo más, pero ya es demasiado, porque no se puede generar un operativo de compra, ni se puede discutir las existencias que hoy tenemos en la provincia. Por eso le hemos solicitado el miércoles en la Cámara al INV que inmediatamente publique la estimación de cosecha y que el ministro de Economía envíe el proyecto de ley de la Legislatura, porque tenemos que discutir también si hay operativo de compra, el precio. Nosotros aprobamos una Ley donde obliga a que 30 día antes de la cosecha se debe dar el costo de producción para que cuando uno establezca el precio de venta de la uva, cubra esos costos de producción y le genere una rentabilidad aceptable y así el productor continúe desarrollando su tarea», enfatizó Ricardo Mansur.

«Pero creo que la estimación tiene que hacerla la Universidad, no tanto el Instituto porque entran a jugar a intereses en la estimación de cosecha y por ahí se dice que vamos a cosechar tanto millones de quintales y ésto genera un beneficio a las grandes bodegas y bajan los precios. Entonces el Instituto tiene que mandar la estimación inmediatamente y el Gobierno tiene que mandar el proyecto donde se plantee también los precios de referencia para que no siga cayendo el precio del vino», comentó.

Contradicción del mensaje de Fecotiva que dice estar en crisis e inaugura una planta de más de $40.000.000 en una planta nueva

«Es contradictorio ese mensaje porque en el año 2015 hizo un tractorazo al entonces gobernador Pérez, porque decían que existían 200 millones de litros excedentes y que el Gobierno tenía que salir a comprar uva. Después, cuando en enero del 2016 el presidente Macri le trajo 50 millones al Gobierno de la provincia para que compre el excedente, resulta que ese excedente no existía. Por eso digo que en el juego de las existencias está la clave en la estimación de cosecha también. Porque Fecovita quiere hacer una manifestación y se pone en estado de alerta y por el otro lado, es una empresa que importó mucho más vino de lo que importó. Entonces no es lo que se dice y lo que se ve, sino lo que dicen los papeles, que fundamentalmente es una empresa que importa mucho y estas cosas hay que tenerlas en cuenta porque es una empresa que genera mucho producto bruto a nuestra provincia ingresa más de $900 por año  y no digo que Fecovita le hace daño la provincia,  sino que vela por sus propios intereses y no por los intereses generales de esta industria que tiene un gran impacto en nuestra sociedad y que tiene que seguir siendo nuestra bebida nacional», cerró opinando el diputado.

Por redacción.

Curva 1    

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *