miércoles , 20 febrero 2019

Fustrado secuestro virtual en San Martín

FM Regional 106.9 dialogó con Daiana, oriunda de Palmira, quien vivió un momento de mucha tensión cuando supuestos secuestradores la llamaron por teléfono y le dijeron que tenían a su hermano y que si no hacía un depósito lo iban a matar. Pero todo fue producto de un engaño, en el cuál no cayó.

El incidente ocurrió anoche cerca de las 22.30 hs., al respecto Daiana contó: “Me llamaron de un número privado, no suelo atender, pero como había estado hablando con un paciente pensé que era él. Cuando atiendo era la voz de un chico, un adolescente a los gritos llorando, no se le entendía bien, pero decía algo de la rotonda del Perrupato. Después pensando en frío me di cuenta del error que cometí al dar el nombre de mi hermano, porque se parecía mucho la voz, entonces le pregunté Diego sos vos? y me dijo sí, venime a  buscar”.

“Ahí otra persona agarró el teléfono y dijo: yo le voy a explicar, por la voz gruesa se trataba de un hombre grande que me dijo ‘vos vas a hacer lo que yo te diga, no vas a llamar a la policía y me vas a depositar cierta suma de dinero’, así que pregunté quien era y dónde estaba mi hermano. En eso me empezó a insultar y a decirme que lo iba a matar”, contó Daiana.

Quien no terminaba de creer lo que estaba sucediendo, por eso insistió a los supuestos secuestradores hablar con su hermano, que le dieran las características físicas del mismo o que le informaran cómo estaba vestido. “El hombre seguía insultándome pero yo no aflojé, no lo dejaba hablar, en tanto que otro agarró el celular y me dijo que lo iba a matar, le iba a cortar el dedo y me lo iba a mandar por foto. Mi mamá escuchando se empezó a desesperar, pero yo le hice seña de que lo llamara al Diego, cuando él le respondió el teléfono a ella, se me salió la cadena y le dije al que me amenazaba que era un mentiroso y le empecé a contestar de la misma forma que él me hablaba”, detalló la joven.

Ella decidió contar lo que vivió para alertar a la comunidad sobre este tipo de situaciones donde los malvivientes intentan jugar con la gente haciendote creer que tienen a un familiar secuestrado para robarte dinero. “Fue un momento de mucha presión, mi mamá se descompuso y hasta que no lo vio a mi hermano entrar a casa no respiró. Por eso quiero advertir a todos los que más pueda para que tengan muchísimo cuidado”, cerró alegando Daiana.

Por redacción.

 

Curva 1     Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *