lunes , 19 noviembre 2018

San Martín: “Me torcieron los dedos para robarme el celular”

Así se expresó una víctima de delincuentes que la asaltaron a ella y su marido. Ocurrió el pasado miércoles en el interior del barrio Ferrisi. No es el primero robo en la zona.

El pasado miércoles 4 de julio, un matrimonio fue abordado por delincuentes que, armados y con violencia, les robaron un teléfono celular y dinero en efectivo. El hecho se registró en el interior del barrio Ferrisi, entre calle Corrientes y Rioja, muy cerca de las vías del ferrocarril.

“Fuimos a la Iglesia El Camino hacia Dios y, cuando nos bajamos de la camioneta, de repente se aparecieron tres tipos. Uno de ellos encañonó con un arma a mi marido y le pidió que le diera todo lo que tuviese. Él le dijo que no tenía nada y que no le iba a dar nada tampoco, mientras los otros dos sujetos dieron la vuelta a la camioneta hasta donde yo estaba”, relató la mujer.

Los malvivientes querían llevarse algo, por lo que amedrentaron a la mujer para quitarle su teléfono celular el cual se llevaron luego de maltratarla. “Uno de ellos me pegó un grito que me asustó. Fue algo tremendo porque fue un instante que no dio lugar a pensar nada. Me gritó, me insultó y me pidió el teléfono pero yo lo apreté contra el cuerpo entonces, entre los dos, me tironearon, me torcieron los dedos y me rasguñaron la cara”.

El tenso momento culminó cuando la mujer soltó el celular y gritó. “Salieron corriendo y mi esposo comenzó a perseguirlos hasta el barrio Santa Lucía. Allí se metieron y no los volvimos a ver”, detalló la víctima del delito que recuerda que le metieron la mano en los bolsillos y le sustrajeron 30 pesos antes de huir.

“Tengo mucha bronca porque no es tanto que te roben un teléfono pero la manera en que actúan da impotencia. No había nadie y no sabemos dónde estaban escondidos. Da bronca darte cuenta al otro día que me han rasguñado la cara. Todo el mal momento que uno pasa, porque fue tremendo, y te queda una sensación de pánico. Son horribles estas cosas”, indicó.

Cabe destacar, según otros testimonios, que no es el primer robo que se registra en la zona. Principalmente, son robos a los autos de las personas que asisten a las reuniones de la mencionada Iglesia.

“Días atrás a mi hija le pasó algo similar acá en el barrio, a las 8 de la mañana, cuando ella se iba a trabajar. Y en ese momento la bronca fue porque ella reconoció al ladrón, fue a poner la denuncia con fotos del tipo y nada. Ahí está, nadie le hizo nada. Nadie lo vino a buscar. Me da bronca esta clase de inseguridad que hay y que parece que no se puede hacer nada”, culminó su relato una nueva víctima de la inseguridad en San Martín.

  Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *