viernes , 19 octubre 2018
Director de Epidemiología de la provincia, Rubén Cerchiai.

Enfermedades respiratorias: “Automedicarse puede demorar la evolución favorable”

Expresó en comunicación telefónica con nuestro medio, Rubén Cerchiai, jefe de Epidemiología de la Provincia, quien dio una serie de consejos para prevenir el contagio de enfermedades virales respitarorias.

El descenso de las temperaturas que acompañan a la época invernal, genera las llamadas enfermedades estacionales, siendo las infecciosas respiratorias muy comunes tanto en niños como en adultos. Se trata especialmente de virus, que son los precursores de cuadros infecciosos -en su mayoría de bajo riesgo- y que ceden de manera espontánea entre 5 a 7 días luego de haberse iniciado el cuadro.

Al respecto, Rubén Cerchiai, jefe de Epidemiología de la Provincia, expresó a FM Regional 106.9: “Cuando comienza el frío en invierno es donde empiezan a prevalecer las enfermedades respiratorias y las infecciones, que si bien ocurren durante todo el año, en esta época es donde tienen mayor incidencia. Entonces lógicamente tanto el interés de la población, como de los medios sobre el tema está presente en cuanto a los consejos que apuntan básicamente a las medidas de prevención”.

“Cuando hablamos de enfermedades como bronquitis, neumonía o pulmonía, qué son las infecciones respiratorias más graves en los niños, todas las medidas que nosotros recomendamos sirven para  cualquier tipo de infección respiratoria, así que es bueno en este caso recordarlas”, agregó al respecto el Dr.

Quien detalló: “Podemos partir desde el tema de vacunas, por ejemplo la vacuna antigripal en nuestro calendario apunta fundamentalmente a los grupos de riesgo, principalmente a los chicos de 6 meses a 2 años, las mujeres embarazadas, los trabajadores de salud y las personas mayores de 65 años. Como también a los pacientes crónicos entre 2 y 64 años, ahí entran quienes tengan enfermedades tumorales bajo tratamiento o las enfermedades crónicas respiratorias,  cardiovasculares  o diabéticos, entre otras. Por otro lado hay otra vacuna también en el calendario, que es la del neumococo, la cual se usa también para los grupos de riesgo. Además dentro de otras vacunas que disponemos por ejemplo está la que tiene componentes para la tos convulsa que se utiliza en los niños desde pequeños e incluso hay un refuerzo a la edad de la adolescencia y en las embarazadas”.

Sobre el resto de medidas de prevención fuera de las de vacunación, Cerchiai comentó: “Son las que repetimos todos los años, de cubrirse con un pañuelo o con el codo cuando se estornuda o se tose. Evitar concurrir a lugares de trabajo o en el caso de los niños a la escuela cuando se tiene fiebre o tos. Es importante acá recordar el lavado de manos y la ventilación de habitaciones, es decir todas aquellas medidas que disminuyan el riesgo de contagio, ya que si bien no lo eliminan totalmente, porque las infecciones respiratorias se transmiten muy fácilmente, pero por lo menos se reduce el riesgo de transmisión”.

No a la automedicación

Respecto a esta delicada mala costumbre el especialista informó: “La automedicación no es buena sobre todo en los medicamentos que no están recomendados, porque de pronto si uno tiene una línea de fiebre o dolor de cabeza y se toma algún analgésico antitérmico de uso habitual y las personas saben  cómo usarlo no pasa nada.  El problema consiste en la automedicación de antibióticos, la infecciones respiratorias son en la mayoría de los casos virales, es decir que no están indicadas para antibióticos. Entonces cuando la gente se automedica con antibióticos, lo único que puede generar, es mayor resistencia de las bacterias, porque ese antibiótico no es útil. Por otro lado automedicarse con antibióticos puede disimular o demorar el diagnóstico de alguna enfermedad, que con una buena indicación la evolución va a ser más favorable”.

Por redacción.

  Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *