martes , 16 octubre 2018

A cinco años del “Primer Papa Latinoamericano”

Un día como hoy del año 2013 era nombrado Papa, Jorge Bergoglio. Fue un hito, ya que es el primer Papa Latinoamericano y Jesuita.

Francisco es sin duda la revolución de la Iglesia Católica, un Jesuita incansable defensor de los pobres. El 13 de marzo de 2013 tomó por primera vez el sillón de Pedro y desde entonces ha sido el Papa antisistema, esto lo lleva a tener opiniones a favor y en contra de su papado.

El sucesor de Pedro vive en una pequeña habitación en Casa Santa Marta, lleva puesto sus viejos zapatos y prefiere conservar su cruz de plata, antes que llevar una cruz de oro. Su petición es que los sacerdotes sean pastores con olor a oveja. Claramente él da el ejemplo cada vez que se acerca a los fieles y recorre la mayor parte de la Plaza de San Pedro para poder estar con sus seguidores.

Nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia de inmigrantes italianos en la ciudad de Buenos Aires. Vivió hasta los 21 años en el barrio porteño de Flores, donde fue a una escuela técnica y se recibió de técnico químico. A fines de los 60, estuvo vinculado a la agrupación peronista Guardia de Hierro.

El llamado de Dios lo sintió a los 17 años,”¿Qué sentí? Nada, que tenía que ser cura. Punto. En ese momento tenía 17 años, esperé tres años más, que terminé (de estudiar), trabajé y después entré al seminario” exclamó Francisco.

Relación con el poder político

Se lo acusó de haberle quitado su protección durante la última dictadura a militar (1976-1983) , a dos curas de su congregación jesuita Compañía de Jesús que en 1976 fueron secuestrados y liberados meses después.

Bergoglio asumió en 1998 la arquidiócesis de Buenos Aires y en 2001 fue nombrado cardenal por Juan Pablo II. Presidió además durante dos períodos, entre 2005 y 2011, la Conferencia Episcopal.

Su papado revolucionario causa molestias en los cristianos más ortodoxos, aunque ha cambiado muchas cosas en la Iglesia aún no sobrepasa los límites.

Su mirada crítica al poder político y la corrupción lo llevaron a tener una fría y tensa relación con el gobierno Kirchnerista, esto se revirtió cuando Francisco llegó al Vaticano. Tuvo su enfrentamiento con el entonces alcalde de Buenos Aires y actual presidente de la Nación, Mauricio Macri, cuando impulsó la ley del matrimonio igualitario.

La actual decisión del Presidente de abrir el debate sobre el aborto podría distanciar más, la ya fría relación con el Papa.

Francisco desde que asumió como Papa no ha visitado Argentina, si lo ha hecho con varios países sudamericanos. Nada indicaría que el Pontífice pise territorio argentino en 2019 año electoral en el país.

Por redacción.

  Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *