martes , 16 enero 2018
Yaguarundí.

Monitoreo de la fauna en la Reserva de Biósfera Ñacuñán

El proyecto es llevado a cabo a través de cámaras trampa con las que se realiza un registro fotográfico y es la primera vez que se realiza en la Argentina. Sobre la iniciativa FM Regional 106.9 habló con Pablo Mastrangelo, jefe de Guardaparques de la Reserva.

El proyecto lleva de nombre “Usos, conocimientos y percepciones acerca de la biodiversidad del monte por parte de actores sociales vinculados al bosque nativo protegido”, en este caso ese bosque es la Reserva de Biósfera de Ñacuñán y es el segundo año que se lleva a cabo.

Sobre la iniciativa FM Regional 106.9 habló con Pablo Mastrangelo, jefe de Guardaparques de la Reserva, quien destacó: “Por primera vez en la Argentina se hace este proyecto, nosotros no tenemos registro de que se haya hecho antes, y lo que se está haciendo es un monitoreo de fauna a nivel predial. En total son 12.600 hectáreas que han sido divididas en 120 cuadros de un kilómetro cuadrado, ahí se van colocando las cámaras trampa y de esta manera se monitorea la presencia de fauna de las distintas especies que habitan en montes”.

Respecto a los resultados comentó: “Fue grato observar en una de las primeras imágenes al Yaguarundí, que es un felino poco conocido y que está presente en al reserva. Sabíamos que estaba, pero es muy difícil de verlo, ahora por suerte tenemos registrada sus imágenes”.

Este proyecto se hace en conjunto con una ingeniera agrónoma Carolina Moreno y con la bióloga Claudia Campos, quien aportó desinteresadamente  las cámaras trampa.

“Es muy lindo el trabajo, si bien también es muy arduo porque hay que colocar por tandas 30 cámaras y luego monitorearlas un par de días para ver que estén colocadas bien y que están disparando fotografías y que las baterías esten funcionando, a través de un relevamiento que se le hace y después si la cámara  funciona correctamente, se la deja por un plazo de tiempo más largo y luego se recogen todas las cámaras juntas. Cada una de las trampas saca 1.000 fotos y se ven cada una de ellas para ver qué se observó y las condiciones climáticas. En ese sentido es un trabajo pesado, pero cuando se ven los logros es gratificante. Para nosotros es un orgullo que se haga por primera vez en el País en Mendoza y más sobre todo para nosotros aquí en Ñacuñán, que hagamos actividades que nunca se realizaron en otros lados nos pone mucha fuerza para seguir trabajando en la reserva”, cerró diciendo el jefe de Guardaparques de la Reserva de Ñacuñán.

Gato Montés con Cuis.

 

Pecari.

 

Pumas.

 

Jabalíes.

Por redacción.

  Curva 1

Curva 1Curva 1

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *